El día que se nos hizo de noche

Camino Fuente de la Junquera, intentando orillar el Huerva, algo más difícil que la aconfesionalidad del Estado. Finca de los Clasificadores Sistemáticos de Desperdicios. Estrechamiento carretero pre-romano. Puente A-40. Megapuente AVE. Naturaleza ubérrima, en un entorno paupérrimo a la espera del Godot de las reclasificaciones por venir. Cuarte poligonal, megaladrillítico, feo. N-330 y sus quiméricas sendas peatonales. La fábrica diseñada por Giorgio De Chirico. Valdespartera y sus rótulos callejeros cinefóbicos. Aragonia, vacía de personas y llena de muñecos. Y la oscuridad se echa encima. La Fuente de los Incrédulos, que es que hay que ver cada cosa… Las esclusas de la Casa Blanca, bellas. Las vías del tranvía, ¡viva! Un curioso altercado con las fuerzas del ordeno y mando local. Un paseo nocturno por Zaragoza, desde las piedras del Coso (aún ocupadas por el ente pétreo nocturno), hasta los pétreos guardianes de la ciega justicia autonómica. Jo, qué noche. 19 de abril de 2010.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Peripaseos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El día que se nos hizo de noche

  1. Pingback: Zaragoza y su entorno | Tausiet & Zaragózame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s